Resúmenes | Mesa “La música hecha cuerpo”

Título: “El bombeo del aire”

Autora: Olga Grau

El texto refiere a la experiencia corporal del canto. El cuerpo es el instrumento del canto, el que, en sus diferencias, produce sonidos y musicalidad diversos, comprometiendo los tejidos respiratorios en el uso del aire y también los músculos, el diafragma, la caja torácica y craneana, la lengua, las mejillas, el peso del cuerpo, sensaciones múltiples que se unen a la dimensión afectiva que acompaña a ese bombeo que hace el cuerpo del aire en la emisión de los sonidos musicales. Se recogerá, en forma especial, la experiencia de quien enseña a cantar, donde las referencias corporales y materiales son siempre indispensables y en las que se encuentra el sustrato de un lenguaje musical que se transmite y provoca. Algunas elaboraciones filosóficas de Jean Luc Nancy sobre el cuerpo servirán a esta reflexión, especialmente las que aluden a la falsa y tradicional oposición entre alma y cuerpo, y podría decirse que el canto es una experiencia corporal que hace aquello evidente y da señales para una concepción materialista del ánimo.

———————————–

Título: “Y entre la Música se me apareció la Danza: Mi historia con Malucha Solari”.

Autora: Claudio Merino Castro

Institución: Facultad de Artes, Universidad de Chile

En una audición de piano para acompañar danza, nos encontrábamos dos recientes egresados de la carrera de Licenciatura en Educación Ritmo Auditiva, Solfeo y Armonía de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile. Estábamos en el IDAMS, sigla que en aquel entonces no nos decía nada en particular, ni a Grecia Lavanderos ni a mí. Subimos a la sala ubicada en el segundo piso. Una mujer esbelta, finamente maquillada, con un pañuelo de seda que aprisionaba su cabellera corta y rubia, en su mano un pandero y una baqueta, una sonrisa afable y una voz amistosa que nos invitaba a pasar en turnos. El lugar se nos presentaba con barras adosadas a las paredes, espejos y un piano arrinconado. La sala estaba llena de bailarinas estirándose, ajustándose las calzas y el peinado; preparándose en silencio para la clase que estaba a punto de comenzar.

La audición ya había comenzado, y ahora venía mi turno. La señora con develada gran elegancia, mostraba con sus piernas enormemente largas una secuencia de pasos: traslado de peso hacia adelante, luego al costado, atrás, al lado, una vez más, luego giro hacia la barra y el ejercicio comenzaba al otro lado. Bastante críptico me parecía todo aquello. Entonces sucedió lo que me temía, la elegante señora se me acercaba sonriente, mientras yo sentía el mador de mis manos temblorosas, entonces ella inquirió con toda soltura: “Por favor, 2/4, ritmo de habanera, preparación, yyyyyy……” ¿qué debía hacer? A decir verdad, no lo sabía, y mientras temblaba hería las teclas tímidamente, poco a poco fueron emergiendo los sonidos improvisados casi sin mirar ni oír lo que pasaba a mi alrededor. El pandero empezaba a sonar fuertemente entre aquellas manos de dedos largos y uñas finamente pintadas, indicándome casi con violencia un pulso regular. Mi nerviosismo crecía cada vez más. Luego, esta elegante señora se posesionó del piano y mostró una suerte de música española con giros frigios, indicando la seguridad que esperaba que yo demostrara al tocar.

Así partió mi historia con la Danza y con Malucha Solari, que nacida en Nicaragua, llegaba a Chile a sus 9 años. En el Conservatorio Nacional de Música, siendo una niña, comenzó sus estudios musicales en piano junto a su compañera de clase Margot Loyola. Luego, su interés por la danza la llevó a estar bajo la tutela de Andrée Hass, discípula directa de Dalcroze. La joven Malucha comenzó estudiando la metodología Dalcroziana y la danza con claros matices de expresionismo alemán. Con el pasar del tiempo, se produce la fundación de la Escuela de Danza, y posteriormente, la del Ballet Nacional Chileno bajo la dirección de Ernst Uthoff. Ahí fue una destacada solista, también coreógrafa, y en esencia una apasionada por la danza. Activista, llevada por la danza a distintos países: becada a Inglaterra, a la Unión Soviética en busca de la técnica académica, y a una importante labor en Brasil, lo que le significó más tarde ser condecorada por el gobierno brasileño; y en el año 2001 se le otorgaba el Premio Nacional de Artes de la Representación en Chile.

Yo había sido formado con especial énfasis en la Rítmica Dalcroze, y en la metodología de este gran suizo, que influyó significativamente en la Música, en el Teatro, en la Danza Moderna como también en una de sus pioneras, Mary Wigman, entre muchos más. Mi amistad con Malucha se afianzó a través de los años, en nuestros varios viajes al Brasil, y en las largas conversaciones referidas a la relación entre música, danza y movimiento; y la importancia de que cada ser humano pudiera tener la experiencia trascendental de estas artes como medio para lograr o alcanzar plenitud. Todo aquello que me transmitió y compartió es parte de lo que me constituye como músico y profesor. Pero, sobre todo, fue su pasión imbatible la que representa un ejemplo, ciertamente, difícil de emular.

———————————–

Título: “Musicoterapia y corporalidad”.

Autora: Patricia Lallana Urrutia

Institución: Universidad del Salvador, Bs.As. Argentina.

 “… Cuando la comunicación verbal es altamente ambigua, solo el 7% de la información se atribuye a las palabras, mientras que el 93% se atribuye a la voz (entonación, proyección, resonancia, tono, etc.) y al lenguaje corporal (gestos, posturas, movimiento de los ojos, respiración, etc.); de lo contrario el porcentaje total sería del 65%…” . (Ps. Albert Mehrabian. Profesor emérito UCLA, USA).

El mundo es un universo vibracional. El sonido, al ser vibración, tiene el poder de “mover” la materia, y producir cambios en la estructura molecular de nuestro organismo, así como también,  en nuestro entorno. La fuerza de lo sonoro-musical, radica “en su facultad única de llegar directamente al espíritu y al corazón, por medio de una articulación simbólica, renunciando a la descripción y al análisis” Mt. Carlos Fregtman.

La Musicoterapia o terapia a través de la música es una disciplina perteneciente a las ciencias de la salud, la cual focaliza su accionar en las experiencias sonoro-musicales de las personas y las relaciones que se desarrollan a través de ellas.

Los distintos elementos que componen la música, su estructura, contenido emocional, poder de comunicación no-verbal, y sus estrechas vinculaciones con el lenguaje pre-verbal, hacen de ella un poderoso catalizador de los vínculos y de la comunicación intra e interpersonal.

La identidad musical se corresponde íntimamente a la identidad personal, grupal y cultural, siendo siempre análogos los procesos musicales con los procesos emocionales generados por la misma, develándose  en  la expresión sonoro-musical la historia y experiencias de vida del individuo y su entorno.

La Corporalidad (imagen corporal y esquema corporal), es la percepción y representación simbólica del propio cuerpo, la cual está influenciada por factores biológicos, sensoperceptivos, cognitivos, afectivos, culturales, históricos, sociales, individuales; los que varían de acuerdo al contexto y al proceso evolutivo de cada persona.

Nuestros cuerpos saben mucho más de lo que normalmente está a nuestra disposición. Somos concientes de sólo un fragmento de lo que profundamente sabemos, nuestra memoria corporal. Lo que sucede en el cuerpo tiene incidencia en lo psicológico, y las vivencias psicológicas están inscritas en la historia emocional del cuerpo y en la manera de relacionarnos con él.  Al tomar conciencia de la propia corporalidad,  hacemos contacto con los contenidos inconcientes, condicionamientos, bloqueos, estereotipos y  los diferentes modos de vincularnos con los otros y con el espacio.

El abordaje corporal convoca al reconocimiento y concienciación de lo fantasmático, de todas aquellas zonas oscurecidas para la conciencia que contienen las huellas de nuestra experiencia vital en sus aspectos positivos y negativos; los cuales actúan obstaculizando el desarrollo integral del sí mismo.

Musicoterapia y Corporalidad

Es una propuesta de integración creativa que se desarrolla desde la concepción de Ser Humano constituido de un cuerpo físico, un campo emocional, psíquico y espiritual en permanente desarrollo y transformación en relación a sí mismo, a los otros y al contexto que lo rodea.

El foco principal de la propuesta, es el Desarrollo del Self; la búsqueda de la identidad, el desarrollo de la conciencia, la expansión del potencial creativo, la auto-sanación y auto-regulación del organismo, desde la integración cuerpo-emociones-mente-mundo externo.

A través del Sonido, la Música y la Corporalidad, esta metodología se constituye en una experiencia de co-creación grupal, donde la interacción con otros permite la construcción de nuevos significados y narrativas vitales, así como la experimentación de nuevos modos de estar en un mundo en relación.

———————————–

Anuncios