Resúmenes | Mesa “La Música y el Compromiso Creativo”

Título: “Quise grabar un disco de poesía sonora y me salió música electrónica”.

Autor: Felipe Cussens

Institución: Instituto de Estudios Avanzados, Universidad de Santiago de Chile.

En esta ponencia me referiré al proceso de producción de un disco aún no finalizado y a las reflexiones que lo han rodeado. Este disco, realizado bajo la guía del músico e instructor Ricardo Luna, está compuesto por seis tracks en los que todos los sonidos provienen de mi propia voz, específicamente de consonantes. Esos sonidos fueron seleccionados, editados e incorporados a samplers y secuenciadores en el programa Ableton Live, y su funcionamiento ha sido similar al de los instrumentos rítmicos y melódicos en mucha música electrónica. Estos resultados pusieron en cuestión mis intenciones iniciales, y me llevaron a tratar de dilucidar, al menos en mi caso, cuáles podrían ser los límites entre la poesía sonora y la música electrónica, e incluso si tenía validez pensar en aquellos límites.

Al inicio de la ponencia presentaré en vivo uno de los tracks de este proyecto, y trataré  de avanzar en estas reflexiones ligándolas a las discusiones más amplias que se han dado en la poesía sonora contemporánea y en los estudios sobre el status de la voz atravesada por las tecnologías digitales.

 ———————————–

Título: “Desde la orfandad a la Academia”

Autor: Gino Basso

En esta ponencia se describe como sobrevivió la enseñanza de la disciplina musical en las universidades e instituciones en chile desde el golpe militar hasta el año 1990, la conocida vuelta a la democracia. Además se manifiesta y propone la creación de un repertorio de obras para clarinete solo, compuestas y estrenadas en Chile entre el año 1980 y 1990. Este catalogo de obras representa la lucha desde la disidencia hasta la restauración aparente de la libertad de expresión.

 ———————————–

Título: “El “giro lingüístico” en la música: consecuencias de una definición pragmaticista del concepto música”.

Autor: Leonardo Arce

Institución: Universidad de Chile

En la filosofía del lenguaje podemos encontrar a dos exponentes que confluyen en reconocer que el significado de una palabra viene dado por su uso. Charles Sanders Peirce es sus papers y Wittgenstein en sus Investigaciones Filosóficas ligan el significado con el empleo que nosotros, los hablantes, le damos a los significantes.

Ahora bien, preguntarnos por la semántica que se ampara en el concepto de música posee un parangón similar al preguntarnos ¿qué es el arte? De igual forma, preguntarnos qué es la música y qué no es música ha sido siempre una actividad condenada al fracaso al momento de intentar dar una sola respuesta a esta pregunta. Bien lo daba a entender Jacques Thuillier, cuando nos enfrentamos al arte estamos frente a un pozo sin fondo, a un vacío semántico.

Sin embargo, lo que para Thuillier podía ser un problema, pues, cómo hablar del arte (o de la música) si no tenemos una definición clara de ello; a la luz del giro lingüístico se torna un elemento indispensable al momento de crear. Si quien brinda el peso semántico a la música o al arte es el oyente, el creador, el compositor o el intérprete (siendo igual de válidos cada uno de ellos); entonces estamos frente a un sinnúmero de definiciones posibles respecto de qué es y qué no es música y de qué podemos o no crear.

Anuncios